Vegana

La Dieta Vegana, basada en alimentos de origen vegetal, hará rejuvenecer tu organismo, llenándote de vitalidad y un nuevo deseo de vivir. Seguir una dieta vegana va más allá de la pura alimentación, es un estilo de vida que se basa en el respeto a los animales, puesto que no se come carne animal ni ningún alimento que provenga de los animales ya sea huevos, leche o miel. Si quieres saber más sobre en qué se basa esta dieta y que lleva a una persona a ser vegano sigue leyendo.

Ser Vegano

Siendo vegano podrás evitar enfermedades como las coronarias, derivadas del consumo de carne, que producen grasa en las arterias y bloquea el fluido de la sangre, disminuyendo su caudal hasta el punto de obstrucción, que causaría un infarto. Si no llega suficiente sangre al músculo cardíaco, notaremos dolor en el pecho y dificultad al respirar, con los pulmones llenándose de líquido, sin fuerza por la falta de sangre que envía el corazón.

La Dieta Vegana no contiene grasas saturadas, los alimentos vegetales no contienen grasa, sin embargo toda la carne incluso la más magra tiene contenido en grasa y colesterol. El calor afloja la grasa, por ese motivo los médicos aconsejan realizar ejercicio, al hacerlo se genera calor y se disuelven las grasas acumuladas. Es imposible estar obeso si comes frutas y verduras. En los alimentos vegetales, los niveles de grasas son mínimos y son de las buenas como las Omega, que se encuentra en el aceite de lino y las nueces y sirven para el funcionamiento de las neuronas y formar las membranas celulares. Sin embargo las grasas de origen animal, se almacenan en zonas como glúteos, abdomen y brazos, que no comprometen el metabolismo. En esas grasas, residen los tóxicos que no eliminamos, fundamentalmente metales pesados.

El exceso de peso es el causante de un sudor más graso, siendo la manera que el cuerpo busca para eliminarlo junto con las toxinas de la sustancia grasa. Por otro lado el asunto de las acidez. La carne es un alimento ácido en el equilibrio del PH. Nuestra sangre tiene un nivel de acidez ó alcalinidad, que determina el valor de PH (equilibrio entre ácido y alcalino). Estando sanos, el valor debe ser ligeramente alcalino, pero la alimentación de origen animal es ácida.

Para contrarrestar el ácido al comer carne, el cuerpo tiene que combatir esa acidez con elementos alcalinos como el calcio. El calcio es extraído de los huesos. Sí el hábito alimenticio se basa en la carne, extraeremos ese calcio de los huesos para equilibrar el PH y combatir la acidez, que podría desembocar en una osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad ósea, consecuencia de la formación de poros, que debilita los huesos frente a las caídas, ocasionando fracturas casi siempre graves. Con un nivel óptimo de calcio, no existirían poros y el hueso sería firme y denso.

Cómo convertirse en Vegano

En primer lugar hay que saber qué es un vegano y adoptar el veganismo como una filosofía de vida.
¿En qué se diferencian un vegano y un vegetariano? El vegetariano no come carne, ni vaca, pollo, cerdo, pescado. Ningún tipo de carne. Pero este vegetariano se conoce como ovo-lacto-vegetariano, porqué en su dieta se puede incluir huevos, queso, yogur, miel, leche. La persona que sigue una dieta vegana por contra, no consume nada que provenga de animales. Porqué los veganos consideran que los productos de origen animal no son alimento.

Por dos razones, una fisiológica y otra ética respecto al trato para con los animales. La razón fisiológica se concreta en que nuestro organismo y sistema digestivo, están diseñados para digerir alimentos de origen vegetal y no para productos animales. Una breve comparativa entre nuestro sistema digestivo y el de los carnívoros se explica en la siguiente forma: El sistema digestivo empieza en la boca. Nuestros dientes son planos con movimientos horizontales y verticales, en tanto que los de los carnívoros son largos, afilados cortantes y puntiagudos con solo movimiento vertical. Nuestra mandíbula es ancha, no estrecha. La saliva en los humanos contiene enzimas para la digestión de carbohidratos, los carnívoros no tiene enzimas en la saliva. El intestino delgado es muy largo, lo que permite mantener más tiempo los vegetales y extraer el máximo de minerales y vitaminas. En los carnívoros es corto, lo que les permite evacuar con rapidez la carne que fácilmente se descompone. El estómago de los carnívoros es más ácido en PH para permitir una digestión adecuada a la acidez de la carne. Los carnívoros tienen unas garras afiladas, nuestras uñas son planas.

La razón ética en el trato hacia los animales se basa en la idea, que son seres que sienten, piensan y desean vivir, igual que nosotros. El respeto a la vida, no solo significa respetar a las otras personas, también a los animales. Los veganos asumen el concepto de Especismo, que es la discriminación por razones de especie. Conocemos la discriminación por razones de raza, sexo, ideas políticas, religión, etc.. Pero el Especismo es una discriminación más amplia que las anteriores. El veganismo añade a su filosofía, también la forma de vestir, con el rechazo a las prendas de origen animal (pieles, cuero). Se opone además a la experimentación con animales. Resulta irónico que se experimente con animales, para curar las enfermedades que provoca el consumo de los mismos.

dieta vegana

Veganizar tus comidas

Reconoceremos, que si estamos habituados a consumir productos de origen animal, nos costará trabajo deshacernos de ello. Por tanto optaremos por veganizar nuestra alimentación. Hay tres maneras de convertirse en Vegano. Inmediatamente, una vez somos conscientes de lo importante que resulta una alimentación saludable, para nuestro cuerpo, actuaremos en consecuencia. De forma paulatina, abandonando en primer lugar carnes rojas, para a continuación carnes blancas, pescado, lácteos, huevos, hasta llegar a una dieta Vegana por completo.

En último lugar veganizar nuestras comidas. Podríamos sustituir las comidas de siempre por hamburguesas de soja, tempeh ó garbanzos, filetes de seitán, albóndigas de lentejas.
Reemplazar el queso por tofu (queso vegetal), la leche de vaca por leches vegetales (almendras, arroz, soja). Hacer huevos duros veganos, con aguacate y en el centro puré de patatas condimentado con curry, para imitar la yema del huevo de gallina. En los mercados veganos, encontraremos alitas de pollo veganas, costillas veganas, sushi vegano etc.. Con ingredientes vegetales en una proporción exacta de algas
y especias, que logran el mismo sabor que los productos animales.

La pirámide de Nutrición Vegana

¿Que comemos y en que proporción? Para la perfecta y adecuada combinación de alimentos en nuestra Dieta Vegana, comprobemos las cantidades que debemos tomar. En la base piramidal, lo que más debemos consumir son los cereales, con preferencia integrales, como pasta, pan, cereales de desayuno, trigo, arroz, centeno, maíz, avena, mijo, quinoa, espelto. A continuación las verduras, coles, cebollas, zanahorias, espinacas, tomates, pimientos, patatas. En tercer lugar frutas y frutos secos, uvas, mangos, kiwis, manzanas, naranjas, aguacates, plátanos, fresas, peras, ciruelas, higos frescos y secos. En cuarto lugar legumbres y alimentos que aporten calcio, brócoli, berros y espinacas y legumbres como garbanzos, alubias, y lentejas. Por último en menor cantidad y frecuencia en nuestra dieta, alimentos ricos en aceites y grasas esenciales como aceite de oliva, aceite de lino, nueces, margarina vegetal y leches vegetales.

Planificación de las comidas en la dieta vegana

Es muy importante planificar las comidas. Elegir y disponer de tiempo un día a la semana para preparar las comidas y guardarlas en el congelador, para que de esta manera, si escaseamos de tiempo, descongelar la que tengamos preparada, calentarla y disponernos a comer. Nunca conviene improvisar. Siempre habrá alimentos que nos gusten más, preparar una cantidad superior de los más nos apetecen, ayudará a realizar una mejor transición. ¿Y las sobras? No se tira nada, se pueden hacer caldos y sopas de verduras ó hamburguesas de legumbres, aprovechamos todo.

Dudas sobre el Veganismo

– Obtención de proteínas
Las proteínas de origen vegetal se encuentran en alubias, habas, judías, nueces, semillas. Son menos complejas y se absorben mejor que las de origen animal, al requerir un menor esfuerzo del sistema digestivo.
– Obtención de calcio
Hallamos calcio en legumbres, verduras de hoja verde como espinacas, coles y acelgas, así como en los cereales integrales.
– Obtención de hierro
Encontramos hierro en la soja, garbanzos, lentejas, avena.
– Obtención de vitamina B12
Un consumo bajo de vitamina B12, puede provocar anemia y un deterioro del sistema nervioso. Encontramos esta vitamina en leches vegetales enriquecidas con B12 y suplementos vitamínicos B12.
– Aspecto económico
Bajo este punto la carne y sus derivados se consideran productos de lujo. Si tenemos en cuenta que quién tiene bajos medios económicos es vegano a la fuerza. Es más barato un kilo de arroz que un kilo de carne.

Video con información sobre la dieta Vegana

Para más información sobre otras dietas consúltalas aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *