Alcalina

Existen bastantes razones que motivan un desequilibrio en la sangre causantes de demasiada acidez ó alcalinidad. La principal se deriva de la adopción de un tipo de dieta, la americana, también conocida como comida rápida, cuyo grado de acidez alcanza un 80%, que convierte a la sangre en muy ácida, ocasionando gran número de problemas en nuestra salud, que sufriremos el resto de la vida.

Es obvio que este tipo de dieta no es la única razón, contribuye también el estrés crónico, que nos produce depresión, dolores de cabeza, úlceras y una gran variedad de otras enfermedades. Por fortuna podemos combatir el estrés con una dieta saludable y haciendo ejercicio, tener un hobby ayuda enormemente a combatir el estrés. La deficiencia en magnesio, según un estudio, contribuye al aumento del estrés, por lo que si incluimos mas magnesio en la dieta, estaremos contribuyendo a la reducción
del propio estrés.

También convendría preguntarnos si bebemos suficiente agua, si es que no, causamos un desequilibrio en nuestro cuerpo. El organismo se compone de tres cuartas partes de agua, que perdemos de distintas maneras y nos llegaría a producir una deshidratación, entre otros problemas. Deberíamos consumir al menos dos litros de agua al día ó más si nos sentimos sedientos ó deshidratados.

Muchas personas utilizan a diario analgésicos como alivio del dolor, contribuyendo al aumento de la acidez y un grado limitado de funcionamiento, en el tratamiento de ese dolor, mejor usarlos en bajas cantidades y determinar cual es la causa del dolor y atajarla.

Consecuencias de la acidez

La sangre con un alto contenido de acidez, suele ser una sangre mas espesa, que dificulta la eliminación de los agentes dañinos, dado que no se oxigena adecuadamente, causando un daño a la capacidad natural del cuerpo en su curación, siendo bastante difícil luchar contra los patógenos que se desechan a diario.
Una dieta empobrecida contribuye al desarrollo de muchas enfermedades. Un alto nivel de acidez, impedirá la absorción de vitaminas esenciales y los nutrientes necesarios. Generara toxinas y un aumento de peso extra en los órganos. Como consecuencia tendremos una difícil digestión, un aumento del peso corporal y posibles daños por lesiones.

Este entorno ácido es el criadero perfecto de todo tipo de virus, hongos, parásitos e infecciones. Una dieta pobre en contraposición a otra compuesta de productos frescos nos hace proclives a enfermar. Distintas enfermedades se han asociado a un exceso de acidez, tales como reacciones alérgicas, esclerosis múltiple, además de la enfermedad de Parkinson, pobre
circulación y lupus entre otras, lo que hace necesario combatir el exceso de acidez en la sangre.
La acidez causa también la producción del colesterol, que recubre las arterias y que nos llevara sin duda a algún tipo de enfermedad del corazón.

Principios para una buena salud

El equilibrio ácido-alcalino mediante la Dieta Alcalina es un buen método preventivo. En una Dieta Alcalina comerás vegetales, frutas frescas y orgánicas como los cítricos, legumbres y frutos secos.
Evitaremos los cereales, productos lácteos y la carne, todos ellos muy ácidos. Tampoco queremos que el cuerpo se transforme en muy alcalino, por lo que el objetivo es mantener un nivel próximo a 7´4 en sangre. Como elemento clave en la dieta señalaremos la clorofila, pigmento que se encuentra en las hojas de las plantas. Componente alcalino que ayudará con el desequilibrio en el cuerpo, suele emplearse en cantidad de tratamientos alternativos, como diabetes, infecciones, heridas etc… Ha sido demostrado que una Dieta Alcalina contribuye al aumento de energía, claridad mental, pérdida de peso y a un aumento de la masa muscular. Añadir ciertos ejercicios, disminuirá los síntomas de fatiga. Además combate los dolores de garganta, que es una de las razones usadas para iniciar una Dieta Alcalina.

dieta alcalina recetas

Recomendaciones

En la Dieta Alcalina una de las claves, es conseguir una correcta digestión, mediante la combinación adecuada de los alimentos. Como ejemplo no deberíamos mezclar alimentos con alta concentración de almidón y proteínas. Las proteínas de la carne, leche y frutos secos requieren de una acidez mayor, para que sean digeridas por el estómago. Por el contrario, los que contienen almidón como las patatas, necesitan menor cantidad de acidez para su digestión, esto hace que la cantidad de tiempo que pasen los alimentos en el estómago, sea bastante mayor, la digestión será mas difícil y tendremos problemas digestivos.

Las comidas incompatibles necesitan mas energía, que sustraemos de otras funciones, producen un exceso de ácidos y podrían afectar al sistema inmune. Evitar comer frituras y carne en la misma comida ó cereales y frutos secos, reduciendo la cantidad de carne que se consuma, ya producirá una notoria disminución de los niveles de acidez. Es aconsejable que en las comidas no mezclemos distintos tipos de proteínas, como ejemplos no combinar huevos con productos lácteos ó carnes, así como la combinación de variedades de frutos secos, la generación mezclada de estas proteínas puede ser dañina para la salud.
Tampoco se deben comer proteínas y grasas a la vez. Las grasas harán que los jugos gástricos no actúen hasta haber terminado con las proteínas, de manera que en tanto no se deshaga el cuerpo de ellas, se mantendrán en el estomago, lo que se asocia con la indigestión. Para reducir los niveles de acidez, debemos eliminar los postres con altos niveles de azúcar, necesitan mayor cantidad de tiempo para ser digeridos y si son consumidos, junto con alimentos de un alto nivel de proteínas, incrementan notablemente los ácidos, siendo lo mas aconsejable la sustitución por frutas frescas.

Comer Fruta

Las frutas, saludables alimentos que llevamos consumiendo desde siempre, son claves en las dietas, siendo en alguna etapa, el único alimento que el ser humano consumía. Las frutas frescas contienen vitaminas esenciales, son una fuente natural de azúcar, que procura energía, ricas en anti-oxidantes, son fáciles de digerir, son alcalinas, contienen agua que combate la deshidratación, abundantes en fibra para el tránsito intestinal. Pero no siempre aprovechamos sus beneficios si las consumimos de forma errónea, no debemos combinar las frutas con otro tipo de comida, al estar hechas de fructosa, no necesitan enzimas adicionales para su digestión, en combinación con otros alimentos tardara mucho mas su proceso y fermentarán muy rápido. Las frutas no contienen muchas calorías, lo que ocasiona una sensación de hambre al poco de consumirlas, pero esto no es un problema, al ser de digestión rápida no ejerce ningún efecto perjudicial para la salud, mas bien al contrario. Deberíamos ser capaces de ir introduciendo cambios en nuestros hábitos, como sustituir los cereales procesados, por frutas frescas en el desayuno. Se producirán menos ácido si comemos la fruta al menos 20 minutos antes que otras comidas, esto dará tiempo a que se digiera.

Otros Consejos en una Comida Sana

Acostumbramos a comer en exceso, esto no es bueno, consumimos demasiada energía para digerir tanta comida en el estomago y creamos mas acidez, que es lo que tratamos de evitar. Una de las razones de esta sobrealimentación radica en lo rápido que comemos, se produce un retardo entre el estomago y el cerebro, que tiene que avisar que estamos llenos, por lo que comer despacio es la manera de corregir el desequilibrio. Hay dos estímulos que el cerebro nos hará saber, cuando estemos saciados, uno químico relacionado con los nutrientes que nos falten y otro físico, cuando el volumen de lo que hayamos comido, sea el correspondiente a la capacidad de nuestro estomago. Un consejo mas, es no beber nunca en las comidas, diluyen los jugos gástricos y ocasiona una lenta digestión y un incremento del ácido producido.
Los refrescos azucarados contribuyen a llenar de mas ácido a nuestro cuerpo por lo tanto no son recomendables, también es aconsejable beber como mínimo una hora antes de la comida, no antes. Las sopas deberían consumirse 30 minutos antes del plato principal, puesto que es otro líquido que puede causar problemas al sistema digestivo. Debemos incluir siempre alimentos alcalinos en la dieta para el correcto equilibrio, incluir así mismo mas vegetales en las comidas, que contribuyan a reducir los niveles de acidez del cuerpo. Una mayor proporción de alimentos alcalinos 70% por un 30% de ácidos, procurara un máximo rendimiento y beneficio en una dieta saludable. Intentar comer al menos cinco raciones de frutas y verduras al día, tendrá cambios significativos en los niveles de acidez.

Productos de Origen Animal

Los productos de origen animal tales como carnes, huevos y productos lácteos deberían limitarse y evitar consumirlos al mismo tiempo. Son muy ácidos y se debería limitar a un tercio de ellos, su consumo en la dieta. Demasiadas proteínas pueden ser perjudiciales, un exceso contribuye al desarrollo de las enfermedades. Dos huevos al día nos daría la medida de las proteínas que se necesitan. Una sola ración de patatas suministra las suficientes proteínas, sin ni siquiera consumir ningún tipo de carne.
Como recomendación un 5% de consumo de proteínas sería un nivel aceptable, por encima se activaría el aumento de acidez en la sangre. Sin embargo no se debe eliminar el consumo de proteínas, es necesario, pero si limitar la cantidad que ingerimos diariamente.

Tenemos costumbre de elegir nuestras comidas en base a lo que nos apetece en el momento, no es la mejor manera de llevar una dieta saludable, analizando los distintos tipos de alimentos que consumimos, llegaremos al equilibrio.

dieta alcalina alimentos

La Dieta

La dieta no es solo comer alimentos alcalinos, sino equilibrar lo alcalino y lo ácido.
La mejor regla es recordar que para comidas y cenas, el consumo adecuado sería 60% vegetales, 20% frutas, 10% proteínas y 10% granos ó cereales. Te desgranamos algunos consejos para el desayuno, la comida y la cena.

El Desayuno

Un ejemplo típico de desayuno que consumimos es el compuesto de pan blanco, mermelada, café, algún tipo de embutido, yogurt ó huevo. Empezaríamos por sustituir el pan blanco por pan integral, bajo en carbohidratos y por lo tanto en azúcar, la mermelada que es ácida por stevia, el café contiene Purina, es un ácido que metabolizado creará ácido úrico que tendrá efectos nocivos, puedes encontrar xilitol como alternativa. Otro ejemplo de desayuno, son los cereales con leche, ambos son muy ácidos, pero aún así producen un aumento de energía, en vez de eliminarlos, sustituiríamos la leche, por una que sea cruda, sin pasteurizar y diluida en agua al 50%, así contendrá la cantidad de enzimas necesarias para digerirla y los cereales integrales liberarán la energía que necesitemos.
Para un buen desayuno saludable, la mejor opción es la fruta ó el zumo de frutas exprimidas con su pulpa, por ejemplo pomelo, limón y manzana, siempre frutas frescas.

El Almuerzo

El almuerzo suele ser la comida mas importante del día y en general solemos excedernos, lo que es un problema si queremos reducir el nivel de acidez. Lo típico es el almuerzo compuesto de carne, patatas fritas y algún refresco sin alcohol. Si recordamos que totas las carnes son ácidas y además fritas aún mas ácidas, necesitaremos mucho ácido estomacal para digerirlas. Las patatas aunque alcalinas, si se fríen se transforman en ácidas y un problema mayor combinadas con las proteínas. El alcohol, bebidas gaseosas y refrescos azucarados no contribuyen a una buena digestión. Se necesita una cantidad muy elevada de vegetales para eliminar el ácido generado. Otro ejemplo de comida común es la pasta con carne y salsa. La pasta se crea con materiales refinados y contiene bastante almidón. Mezclar almidón y proteínas causa acidez estomacal. Mejor sustituirlo por pasta vegetariana no mezclando alimentos incompatibles. A la salsa de tomate que acompaña la comida se le añade azúcar, el tomate mejor comerlo crudo y para acompañar la salsa, usar salsa de pesto que es alcalina, si se añade algún vegetal combatirá la acidez y será una comida saludable. No es difícil crear un almuerzo alcalino, en primer lugar reducir la carne, incluir vegetales mas a menudo, una ensalada es lo mejor para comenzar, procurar que los vegetales sean crudos ó semicrudos, incluir tofu en lugar de carne y algo de arroz integral y que los vegetales predominen en la dieta.

La Cena

Para la cena el principio básico es como el almuerzo. No realizar cenas pesadas, si vas a descansar, no querrás irte a dormir con un estomago que quizás no digiera toda la comida y terminar con acidez y una indigestión, que te hará levantarte con una sensación de cansancio. La cena debe realizarse con el tiempo suficiente, antes de acostarte, para digerir los alimentos. El sueño es el tiempo que necesitamos para regenerarnos y si ocupamos ese tiempo, en digerir la comida no completaremos la tarea, aumentara la acidez y la exposición a problemas de salud. Lo ideal es hacer una cena totalmente alcalina que depure la acidez, una manzana ó vegetales crudos, se digieren rápido y no gastamos energía.

Alimentos en la dieta Alcalina

A continuación te mostramos los alimentos recomendados para la dieta Alcalina.

Las Verduras

En la dieta es importante incluir la gran variedad de verduras que existen, cada uno sirve a un propósito.

  • Los Vegetales de Tierra

Son las hojas de las verduras y las legumbres.
Las hojas de los vegetales contienen clorofila, un pigmento que fortalece el sistema inmunológico y elimina las bacterias, debemos saber que si se hierven las hojas de las verduras, la clorofila se pierde, por lo que se deben consumir crudas. La clorofila contiene magnesio que fortalece a los que tienen deficiencia de la misma.

Las hojas de las verduras, contienen fibra que elimina toxinas y una gran cantidad de vitaminas.
Consumir verduras en nuestra dieta, nos ayudara a combatir la diabetes, la presión sanguínea alta, enfermedades del corazón y el cáncer. Reduciremos peso y dará a la piel un aspecto juvenil. En esta categoría encontramos también los melones, las sandías y calabazas, son ricas en carotenoides, que previenen gran número de enfermedades. Ayudan a prevenir cánceres como el de próstata y de la cavidad oral. Los melones son ricos en nutrientes y minerales que contiene el agua que ha sido absorbida de la tierra. Las calabazas contienen gran cantidad de fibra, magnesio, zinc, hierro, vitamina C y otros minerales, son bajas en colesterol y grasa saturada.

El último vegetal de tierra son las legumbres, son ricas en nutrientes y una fibra especial que reduce el colesterol. Contienen muchas proteínas y los vegetarianos las utilizan como sustitutivo de la carne.
Además del contenido en fibra insoluble, son una fuente de magnesio, cobre, hierro y ácido fólico. El ácido fólico contribuye a la creación de nuevas células sanguíneas. También contienen vitamina B6 que contribuye a la prevención del cáncer.

  • Los Vegetales de Raíz

Son las partes comestibles de las plantas que crecen bajo tierra conocidas como hortalizas. Es muy aconsejable consumir este tipo de alimentos a diario. Son una gran fuente de proteínas, carbohidratos complejos, vitaminas y Fito-nutrientes con alto contenido en anti-oxidantes. Ejemplo de estos vegetales son las cebollas, patatas, zanahorias y nabos.

  • Vegetales de brotes

Los brotes son muy alcalinos, con gran cantidad de enzimas para descomponer los carbohidratos complejos, grasas y proteínas, lo que es de gran ayuda para el sistema digestivo, su consumo en crudo es perfecto para conseguir glóbulos rojos, por su contenido en oxigeno. También contienen anti-oxidantes.

  • Vegetales de Mar

No son algo de consumo habitual en los países occidentales, son las comúnmente conocidas algas.
Se comen en ensaladas ó con sushi, con alto contenido en vitaminas A y C que apoyan al sistema inmunológico. Con vitamina B 12 que le da al cuerpo capacidad curativa en las heridas superficiales.
Ciertos estudios sugieren que pueden ser beneficiosas en la prevención del cáncer de mama. Con alto contenido en minerales que aumentan el álcali interior.

  • Hongos y Setas

En general no obtienen luz del Sol, adquiriendo sus nutrientes del ambiente. Llenos de vitaminas y una fuente de proteínas. El mas famoso hongo es el champiñón, bajo en calorías y lleno de nutrientes, son una alternativa a la carne. No hay que consumirlos en exceso, pues contienen purina, que al descomponerse crea ácido úrico, causante de la gota.

Las Frutas

La Dieta debería contener al menos un 20% de fruta fresca, consumida en crudo, no en zumos y por supuesto no cocinada, pues desaparecerían sus propiedades. Si son orgánicas tanto mejor, no estarán tratadas químicamente. Es un error pensar que el azúcar de las frutas por ser natural, no causa daños, pero hacen aumentar el nivel de acidez en la sangre, en crudo tienen los nutrientes y enzimas necesarios, sin que el azúcar sea un problema.

Cereales y Granos

Distintas dietas abogan por eliminar totalmente los carbohidratos, no es un buen consejo, proporcionan la energía que necesitamos para no sentirnos débiles.
Son necesarios los tres macronutrientes (Proteínas, Grasas y Carbohidratos), en el consumo diario. No existen malos alimentos, lo que se necesita es un
equilibrio.

  • Los Cereales

Entre los principales hallamos el arroz integral, que mejora pulmones y función intestinal, dando al cuerpo un extra de energía. Contiene magnesio, selenio, fibra y potasio. Otros ejemplos de cereales integrales serían la avena, maíz, cebada, mijo ó trigo sarraceno. Los cereales son en si mismos ácidos, por lo que se recomienda consumir pequeñas cantidades en la Dieta, no obstante, una reducida cantidad de acidez es vital para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Proteínas

No necesitamos demasiadas proteínas en nuestra Dieta y estas no se encuentran solo en la carne, también las tenemos en legumbres, frutos secos, cereales etc.. Lo importante es consumir los alimentos de manera equilibrada.

La Respiración en la dieta Alcalina

Parte importante en la Dieta, es realizar ejercicios de respiración, para oxigenar y alcalinizar nuestro sistema. Una correcta respiración contribuirá a liberar el estrés en un estilo de vida saludable.
Dedicando unos pocos minutos al día a respirar profundamente, incrementaremos la cantidad de oxigeno en la sangre. Las enfermedades comienzan debido a la falta de oxigeno, la principal preocupación es el sistema linfático y si falla no seremos capaces de eliminar los desperdicios. Su funcionamiento es el que sigue, el corazón bombea la sangre a los pulmones, donde se une al oxigeno y los nutrientes que distribuyen por el cuerpo. Las células absorben el oxigeno y eliminan las toxinas.
Si el sistema linfático no funciona correctamente estaremos “acidificados” con un montón de toxinas en el organismo. Una respiración profunda necesita usar el diafragma. Realizando un sencillo ejercicio un par de veces al día, mejoraremos la respiración y nos ayudará también a concentrarnos mentalmente.
Empezaremos imaginando como fluye el aire hasta el final de los pulmones. Con una mano colocada en el pecho y la otra en el estomago, inhalaremos por la nariz y empujaremos suavemente el estomago aguantando la respiración unos cuatro segundos, para después exhalar el aire por la boca, deberíamos hacer este ejercicio al menos diez veces.

Ejercicio

El ejercicio no solo es quemar grasa, es un factor clave en la mejora de los sistemas linfático y cardiovascular, cuanto mas te ejercites serás menos susceptible a enfermedades e infecciones. Los ejercicios aeróbicos son los adecuados para la mayoría de las personas. Ejercitando a baja intensidad y en periodos de al menos 20 minutos, conseguiremos una buena respiración y mas oxigeno. Como ejemplos de ejercicios aeróbicos tenemos la natación, el spinning ó bicicleta estática, andar, correr por los lugares no contaminados, etc..

Ahora solo queda empezar

Ya sabes el porque la acidez debería evitarse, está en tus manos el paso a seguir. Conoces los síntomas y que comidas y ejercicios hacer. Es la hora de empezar a transformar tu cuerpo y hacer lo mas saludable y libre de enfermedades. Diseña un plan de alimentación y un régimen de ejercicios y empieza hoy mismo.
Como recordatorio, estos son los beneficios de la Dieta, alcanzar el peso ideal (Según sea el caso aumentando ó reduciéndolo),conseguir un aspecto mas juvenil, la tonificación de la piel, aumento de la energía diaria, o el incremento en la resistencia a las enfermedades. Así que no esperes mas y empieza la Dieta Alcalina, la única que equilibra nuestros sistemas naturalmente.

Si deseas más información sobre la dieta alcalina te dejo este enlace donde hay más datos.

Video con información sobre la dieta alcalina

Para más información sobre otras dietas consúltalas aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *